diletante

Del it. dilettante 'que se deleita'.

1. adj. Conocedor de las artes o aficionado a ellas. U. t. c. s.

2. adj. Que cultiva algún campo del saber, o se interesa por él, como aficionado yno como profesional. U. t. c. s. U. t. en sent. peyor.

3. adj. Que cultiva una actividad de manera superficial o esporádica. U. t. c. s. U. t. en sent. peyor.

Caricatura de Diego Fournier

Caricatura de Diego Fournier

Diletante genético y peatón perezoso, no sé nadar ni conducir. El carácter dinámico ya prometía cuando el ginecólogo ejecutó mi desahucio del vientre materno por cesárea. Como a muchos de mi generación, me costó emanciparme. Oiga, a nadie le apetece pasearse desnudo en diciembre por un Valladolid cubierto por la niebla y un horizonte aún más difuso tras la muerte pocos días antes de un dictador... Era 1975. Finalmente mi cumpleaños caería, por el azar hospitalario, en una fecha trasunto de las dos almas españolas... empotrado entre el Día de la Inmaculada Concepción y el Día de la Constitución de 1978. Aterricé de emergencia, pesando 5,5 kilos y luciendo un rubio orondo. De aquel inocente, sólo permanece la progresión volumétrica.

Disculpe, paseante curioso, la extensión sobre el parto pero mi advenimiento es el acontecimiento más espectacular que he protagonizado aunque fuera solo en el papel de estrella invitada.

Invento historias para entretenerme en los paseos porque soy incapaz de atrapar los sueños. Se pierden entre las plumas de la almohada. Un guiño cursi, de vez en cuando, no hace (mucho) daño.

Desde la ventana de la oficina, en Pencil Ilustradores, donde finjo trabajar mientras me sirvo cafés constantemente, contemplo un paisaje sembrado por la imaginación de los autores con los que colaboro.

Compagino esta labor, de tanto en cuando, con la publicación de artículos en diferentes medios de comunicación, la redacción de discursos y guiones, la formación de portavoces, garbear con mi perro BoB y la siesta.

Durante una década, entre 1998 y 2008, firmé como reportero tribulete en El Mundo - Diario de Valladolid. A tanto la pieza perseguí ovnis, busqué barcas naufragadas en el Pisuerga (pateando la orilla), asistí a bochornosos striptís, narré procesiones, entrevisté a artistas y peculiares personajes, escribí sobre presupuestos del estado sin idea de economía (lo cual repetiría en algún reportaje sobre coches desubicando la distribución de los ¿3? pedales), me enamoré de actrices y jefas de prensa... y fui testigo de la primera noche del euro mientras mis amigos disfrutaban del cotillón y las uvas. Cuando el mundo contenía la respiración por el 11S, servidor se entregaba a un intrépido reportaje sobre las ferias y fiestas de su ciudad.

Tribuna de Salamanca, Radio Valladolid-Cadena Ser, Canal 4 o Culturamas son otros de los medios de prensa, radio y televisión con los que ha colaborado.

Ejemplo de esta diletancia militante fue el primer salario. Ganado honradamente en plaza pública, a los tiernos 17 años (¿qué diría la OIT?), con una irrepetible y única función doble como payaso en el grupo de efímera carrera Ton-Ti-Tos. Era Ti. Los archivos fotográficos de la ocasión reposan a buen recaudo en caja fuerte suiza.

Durante los paseos para que el niño se airease, mi abuelo Mariano ya demandaba un poco de silencio mientras le proponía nuevas teorías sobre la formación del universo. De natural polemista y tocahuevos pronosticó que su nieto, de alguna manera, acabaría sobreviviendo de charlatán sacamuelas en alguna feria. Murió ajeno a la telebasura en sus elípticas vertientes. 

Les presento a BoB

Les presento a BoB

En el blog personal Atticusfinch, en homenaje al Peck de Matar un ruiseñor, combino dos de mis pasiones: la oratoria y el cine. Algunos de los ejemplos del blog los uso en los talleres de comunicación y, de paso, mato el gusanillo dialéctico tras pasar por las competiciones de debate en la Universidad. Una americanada, heredera de los griegos, que más nos convendría importar en lugar de la mantequilla de cacahuete.

Conocí a Atticus una noche en la segunda cadena, quizá todavía fuera conocida por UHF. No es que ahora sea excesivamente mayor, es que entonces era muy pequeño. Mis padres me deformaron el sentido del gusto, revelándome el buen cine desde la tierna infancia más allá de los rombos.

Además de los cuentos que me leían antes de dormir, me presentaron a Wilder, Hitchcock, Scorsese, Capra, Allen, Trouffaut, Lubistch, Welles, Coppola, Cukor… una interminable lista de eternos. Entre mis héroes, junto a Mazinger Z y la Bruja Avería, se alzaban con laureles Spencer Tracy o Walter Matthau. Siento debilidad por los gruñones. Me recuerdan demasiado a la familia. Entre mis primeros amores, a la que mantengo fidelidad absoluta, Katharine Hepburn.

Una trifulca dialéctica entre Tracy y Hebpurn en La costilla de Adán o un buen alegato ante Doce hombres sin piedad genera más adrenalina que cualquier superproducción con Rambo, Spiderman, Alien y cinco colegas de parranda. El guión con diálogos, especie al borde de la desaparición.

He publicado varios libros con los que me he divertido bastante en la soledad del escritorio. Han viajado a diversos países traducidos a brasileño, francés, inglés, catalán y japonés gracias a editoriales como A Buen Paso, Hipòtesi, Narval, Jujuba... Conocen más mundo que yo. La historia continúa. Espero.

Por cierto, me llamo Ángel aunque los compañeros de colegio siguen llamándome Domingo. Si necesita saber algo más, solo tiene que preguntar.

PD. Si ha arribado a esta viuda ortotipográfica se merece un capuccino con extra de canela, oiga. 

Bibliografía

La casa de los erizos A buen paso, 2016

Carta desde ninguna parte Correos, 2016

Chencho y la bombilla mágica El Corte Inglés, 2015

Un dinosaurio en tu buzón Correos, 2015

Descubrir Madrid Hipòtesi, 2013 · Castellano, japonés, inglés y francés

A primeira palavra de Mara Jujuba Editora · Brasil, 2013 · Brasileño

La primera palabra de Mara Narval Editores, 2010 · Castellano y catalán

La Vía Láctea. Cuarenta miradas al Camino El Mundo, 2010

Colón, un navegante en los mares de Castilla Junta de Castilla y León, 2007

Rodrigo, un caballero de leyenda Junta de Castilla y León, 2006

Isabel, una reina para el futuro Junta de Castilla y León, 2004